Segismundo

Es un espectáculo multidisciplinario planteado dentro de los cánones del ”Arte en Movimiento”, un arte itinerante en el Teatro-Danza-, adaptada de la obra celebre “La vida es Sueño” del dramaturgo madrileño don Calderón de la Barca (1.600-1681).

La obra plantea situaciones oníricas que escapan de su propia realidad. Planteamos en este montaje y en esta realización, la búsqueda de una libertad originaria, aquella que quedó anclada desde el nacimiento, como seres humanos estamos expuestos a una reclusión olvidada de nosotros mismos, fuimos aculturados desde el momento en que nacimos y al final de nuestros días nos preguntamos será que han decidido por nosotros o nos han vendido una libertad disfrazada de promesas (familia, religión, cultura, política, etc.).

Segismundo se pregunta y busca desesperadamente su propia identidad, aquella que se forjó a oscuras en su ilusión originaria para luego chocar con una realidad que desconoce y no admite.

Performance – Instalación

La propuesta de montaje hace desaparecer el palco escénico e integra al público como el último actor de la jornada.

La obra no está definida dentro de una secuencia ordenada del texto original pero se remite a situaciones paralelas y significativas. No nos queremos enfocar en una línea definida de teatro, danza o música, sino como lo que es la obra, un espectáculo que se encamina hacia una búsqueda de lenguajes visuales y sonoros, como un viajante que se relaciona con sus propios sueños y otros sueños no propios que le giran alrededor, a veces dulce, a veces agresivo, sobre una realidad.

Cada espectador deberá construir su propia idea de arte en su mente, no pretendemos dar ninguna línea específica donde el público pueda definir y salvarse, no repartimos salvavidas sino creamos mares sin límites donde el espectador deberá aprender a nadar y viajar, y a la larga convertirse en una isla flotante.

Propuesta de presentación

Requerimientos para la presentación de esta obra, aplicados en el festival Curitiba 2013.

.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!

1978

emerger de la tragedia

El 10 de febrero de 1978 ocurría una de las tragedias fluviales más grandes del país: el barco “Myriam Adela” se sumergía en las profundidades del rio Paraguay, en el dpto de Concepción.

En aquél suceso 113 personas perdieron la vida, lo que llevó al actor Magin Pereira a querer contar la historia desde el arte. Dirigida por Wal Mayans.

Historias, reflexiones, poesías...

Ya las viste? Un montón de palabras te esperan aún