Porque quieres morir sábado de lluvia

Porque quieres morir, 

porque quieres tentar de ir a la cama,

porque nadie quiere conocerme o hacer preguntas, 

ayúdenme, procúrense, 

dejen la paz que no soy una ladrona, 

justo quiero beber a cualquier cosa, 

quiero que usted sea un aspecto psicoanalítico, 

un querido mío que me realice al alejarlo, 

al tanto no se, 

pido yo mismo ser un gran talento y muy especial, 

soy una roca, o un alquimista o una piedrita, 

o mejor dicho por una rosquita colgada, 

o por mí mismo, 

ahora porque señorita mi padre no tiene nada de malo, 

estamos todos discretos, 

ahora sí, fuma una pipa, 

esta avergonzado, 

no estoy aquí soy de allí, 

por qué cosa no funciona, 

llueve y escribe, 

quizás no tienes nada en su recurso, 

quizás no lo tengas como un padre siniestro, 

adorable, muy de miedo, 

porque; disculparme, que haces aquí, 

porque temes al amor que yo hago, 

pienso en Italia, casa, Francia, España, Alemania unas palabra más, 

un hermano menor, un padre, 

un cementerio y mucha mucha humedad.

Me da miedo lo mío, 

no puedo decir nada sin ti, 

padre agrede lo esencial, 

debes irte muy lejos, 

estas muy agresivo, 

cantando estoy no sé qué canto. 

Un juego limpio, 

porque tengo un juego de mujer, 

juego limpio casi, 

ayúdenme los de antes, 

juéguenme con tu falla, 

vestida creo  irías a ti misma,  

el otro día te esperaba en el café, 

me ofreciste que cosa, 

nada, 

pero el escrito del fruto era para morir 

y pasabas un día tratando de alejarte en conjunto, 

ya no eres nada sola yo, 

me detienen desde la pieza del pie, 

tengo alguna razón, 

desvergonzada, 

sola y aludida,

vienes sola,

seguirás en un hospital, 

espero que sí, 

me vienes a pastelerías 

que ofrezco, 

pero por esto me siento solo embarazo, 

que hacer los que sienten, 

abran la puerta, 

o a donde van, 

por que me liquidan, 

traten de meterse con uno mismo, 

estoy llamando, 

porque digo aun he tratado de matarme, 

porque, déjenme, aunque si tu tuvieras la responsabilidad de cuidarme, 

lo tendrás en custodia mi alma, 

canta y canta, 

deja de cantar, 

señorita por favor, 

les seguimos con mucho fastidio y no queridos, 

denme un anima de confianza, 

hoy creo que me mantendré en un hospital, 

quieres que sea una profunda situación, 

tendré cuentos más cuentos lo real nacido ahora, 

un caballo, con un caballero, o un toro, 

el amor de todos, 

el tipo maldito a quienes hablaran los animales, 

que me disculpen y me perdonen ellos,  

dicha ilusión llegaran  bárbara y muy pasiva, 

solo yo soy solo la ley de sin cabeza, 

detesto el hechizo y no lo he amado a alguien, 

odiado por siempre, 

está comenzando a llover, 

solo queda agua, 

ya no hay personas, ya no las hay.

Disculpen creo que es con usted, 

en usted lo veo distinto, 

muy bello, muy tu mismo, 

tu, 

ser esta muy bello demasiado, 

creo que debes andaré, 

en esa casa blanda, 

mama nunca ha visto otro color de pinturas, 

solo la tuya y mucho más, 

no creo que me haya dejado entrar, quizás no, 

me fascina tu cuerpo mi cuerpo, 

así muy pronto. 

conservarlo nada más, 

solo retenerlo con mucho placer a ti mismo y vive hacia ninguna parte….

Wal Mayans – Asunción. 4.feb.2021

Imágenes: Pexels

(Nur Andi Ravsanjani Gusma / Bibhukalyan Acharya / Valeriia Miller / Abdel Rahman Abu Baker)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!

Historias, reflexiones, poesías...

Ya las viste? Un montón de palabras te esperan aún