Duele

Me duele mucho,
tocándome desechado apartado ya cerca de los incumbes
sin desvelos así desde ayer y fuera de lo mío que me abraza,
puedes decirme lo mismo que yo o yo a ti
perfora quema incluso peor que la mentira,
me duele mirar a través de mis ojos,
mi corazón destripado que quedo detenido me devuelven en plumas,
y es todo un peligro una notable respiración,
entonces inhalo yo con su piel un aire natural desapruebo lo natural tuyo,
pero lo primero que me hace temblar es el movimiento de acumulación de las aguas,
pero lo llevo dentro muy dentro
con quienes al quien le guste el miedo,
aquí tienes un cuerpo diferente,
un descanso que restituirán con mi cerebro
o talvez que quise ser yo un bosque,
es algo más que fortuitas escenas que yo lo pensaría
por esto o por todos los otros o quizás todo aquello,
sin santo o sin nada pero cercano a mí,
lo siento por tus rapadas,
me transportan con alambres regulares pero muy intranquilo
yo los llamo a las eternas a escuchar los rios
es un rio de mar muy desechables,
lo inundo hechos muy intranquilos que me fascina pero aun así te miro resbalando árboles,
dos de los mismos y muy diferentes.

Como estas y como estaré alrededor mío y mírame,
me acuesto entre tu deseosas plantas y veo todo lo que quiero,
a veces verde,
me resisto y regreso a el recuerdo tanto como si no hubiera nada
apestan lluvias y las campanas en sonido
del determinado maltrecho desgasto salvo y pido que me salve.
soy extraño y estoy viendo parir a un pequeño como si fuera animal,
aun cansado e inútil para todos tengo miedo
estoy agotado,
que extraño me juega un ruido,
me perturban y alimentan algo continuo al respirar
tu miedo que lo hiciste,
veo solo una grande ave que ataca a otras aves pequeñas
y les escucho su verdadero sonido que es esto lo que me ataca,
un verdadero llanto que suena en todo el camino,
no te escondas aparentemente me decía,
no llores resiste tu miedo aquel grito arrogante
solo logras viajar por el ruido de los árboles,
es como un llanto y una voz de ese pensamiento
que allí existe parejo y distanciado,
emitiendo mentiras con una amplia soledad distraída,
que será de mi en un desarmado libro,
hojas caídas varias,
muchas piedras que se sienten extraños y por ellos caen,
te quiero o amo a un mal habido sueños,
veo lo que debo hacer no me ven contento e indiferente
de hecho olía a ti
pero no usaste una palabra o muchas detrás de ellas,
muy perturbadora me tiemblan las manos,
las manos calmadamente si así con búsqueda del duelo
con el recuerdo una brutal actitud física
respira y aguanta
esto es con calma y si solo lo perturba en tus deseos,
así eres un objeto definido
que nada te falte me mantengo yo mismo
con gran ansiedad respiratoria.

Siento pienso y oculto del miedo de todo lo que me rodea,
te asusta ver todas las hojas de un bosque abandonado,
que me dices cuando creo en una pirámide,
no corras y ríe bajo el mando porque me mordiste al revés,
a la nada cierro mis ojos muy cercano y tranquilo,
muy lejano el sonido regular de tu voz en la oscuridad me nace temprano muy diferente cercano a todo lo indiferente es maravilloso,
cuando veo un recuerdo no sé porque vedo a alguien o no,
debes de tener a alguno solo,
debes vivir sin ser acostado alrededor tuyo,
no te perturbes y mira con tus cerrados ojos
buscando descansar lo que yo ya no te olvido
y pedirte capitulo aun mas,
números variados en mi silencio,
estoy viendo a ese ser animal teniendo un hijo corriéndose entre las plantas, una parturienta cara se expone
mientras corres vas soltando a tu hijo por el bosque
que ella quedara con un aire
ya existe de madre sola,
ni un futuro navegador es llamado dolor extraño,
ven y nadie que allá va,
nadie lo sabe,
ni lo conocerás ni nadie te recordara…

Wal Mayans
30.jun.2021

Imágenes:  Hailey Kean / Engin Akyurt / Matteo Vistocco / Camila Quintero Franco  (Unsplash)

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!

Historias, reflexiones, poesías...

Ya las viste? Un montón de palabras te esperan aún