Reflejado siento aun un rio

Capitán siento mi piel sobre mi cara casi reflejado por todos sobre mí en este rio solo escucho desvirtuando como el sonido que me lleva de todas formas reflejada y desconocida en cada lugar que emiten sonido diferente, nunca describo un significado antes de todo esto, varios rumores con que se desplazan cercanos, vibran en cuanto serán hoy o una introducción de mañana, no sé qué audio siento saber y aún así como debes brotar o gestionar un sentido del bien y del mal con atuendos concretos sin significados, es aquí solo aprendí a respirar, me enseñe yo mismo con el deseo a sentir lo parecido y desconocido solo por él cada día sí e ir con alguien, ser un acompañado de lo que viven alrededor de las plantas y del agua o buscan a uno mismo.

Surcan alguien muy cercano y estrecho, como desbaratadas embarcaciones horrorizadas encubiertas de perfumes simplemente visibles sobre algo desconocido en tus propias manos y sujeta muy sujeta sobre lo desconocido.

El barco cubierto por el agua lastimado en un rio ya fallecido reclamando hundimiento en un país en un lugar por varias medallas donde no hubo homenajes mas cercano que tu propio dolor que no fuera suficiente naufragio, camino mi regreso en el fondo del agua hacia un desconocido triste afuera de los ríos con lo tuyos oceánicos e ingobernables, tu agua un puro viento cada vez más, junto cadáveres aplastados deterioran una casa celestial no se rinde el deterioro quien vivía en si algo lúgubre se pasea con un rastro de cosas abandonadas, solo se acercan en mi el recuerdo aunque sean repetidos sinfín dichos periodos abandonados ya sin tiempo único y sin fin, solo repito, aunque se dé algo que me recuerda a un pasado, ya no existe más ni esto, solo el existir hace que me vea escurridizo con quien no sé, un recuerdo prosigo por siempre abandonado, no tengo fin.

Wal Mayans
17.may.2021

Imágenes: Mark Lawson / Tony Detroit / Philip Myrtorp (Unsplash)

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!

1978

emerger de la tragedia

El 10 de febrero de 1978 ocurría una de las tragedias fluviales más grandes del país: el barco “Myriam Adela” se sumergía en las profundidades del rio Paraguay, en el dpto de Concepción.

En aquél suceso 113 personas perdieron la vida, lo que llevó al actor Magin Pereira a querer contar la historia desde el arte. Dirigida por Wal Mayans.

Historias, reflexiones, poesías...

Ya las viste? Un montón de palabras te esperan aún