Camelia se siente olvidada

Todas saben que estamos locas aquí y así nos ponen con todos saliendo como los demás. 

Estas aquí porque están allí como un catatónico invertido e indiferente, 

harás todo lo parecido con tu diversidad natural, 

no eras uno nuevo sino uno ausente, 

con nadie más tendrás un parecido a ningún pastor, 

si algo ocurre a alguien que lo van a cruzar caminando y apostando mentiras en el ese enjuague de agua que ocultas con más culpas, 

deberían almorzar sobre una única posibilidad allí, 

que se me acaba llamándome a todas, tienes rincón o una razón,  

pero no te prepares estas en el embarco todas deprimidas, 

lo has equilibrado así nomas a todas, 

además eras esposa de un poli que te rompió un brazo, 

y si  entiendes lo que yo resucite golpeada ilesa,  

ilógica a mí en tu  locura nadie cree una o a varias península integrales en tus movimientos, 

solo lo desarrollabas tu miedo, oculta y escondida, 

reciben golpe de frente, 

golpe de atrás, 

ya basta están intentando  no hablar con nadie, 

pero espero un capítulo yo así mismo sentiría, 

soy uno, 

además en mi pura estancia entre los edificios con un confort desechado haciendo un análisis de rutina, 

pero aprendí y entendí  incómodamente hecho por la policía, 

al principio ellos cambian, 

o a menudo tienes problemas, 

porque no huyen más, 

estas asustados, 

soy una típica política sin saberlo, 

o mejor dicho sin entenderlo resulto muy oculto, 

muy democrático, 

muy religioso en lo oculto restaban dos o  cinco quedando encerrados con una culpa, 

y ellos se mataban a golpes, 

y dejaban vivos y muertos, 

los niños crecían identificados y mirando sus fotos los perdidos refuerzos separando de sí mismo algún yo, que desastre lo veo todo separados de sí mismo y ausente yo, 

dios hijo de mil…. 

O cristo desubicado, 

trato de hacerlo, que existe. 

Es falso todo es falso en  el hospital es etéreo muy falso, 

que se joda su puta y autentica madre, 

le voy a contar a la muerte de Camelia, 

está muy abogada debería callar las voces, 

y así aquí estoy sedal muerta y reverenciada, 

se lo que ellos dijeron hasta identificar y diferenciar sola, 

talvez en el mismo lugar, 

donde se deprimían mis lagrimas sabiendo que no los entraría cierto revés, 

cierto es, 

llego a un veredicto  la remoción del jefe de policía, 

el nivel judicial de ese día serás amorecido y con una cuerda destituida del bien y del mal ya hecho, 

donde estas o donde estarás, 

quisiera que encuentres verles y antes de morir y antes de decir estoy deshecho para recordar unos cuantos años, 

lo juro, 

debe asistir a la verdad que pasamos y morimos, 

no creí que moriríamos antes del desequilibrio, 

puede ser que estés en desequilibrio allá, 

se me acaba los días, 

y no puedo vivir a la par de ustedes, 

mírenme aléjense justamente púdranse en el infierno y lloren con sus cuerda desgarradas dentro de mi lecho, 

escucho tu sonido a pasos y varias cadenas quieren sobrevivían tu pena de muerte por ser yo más valiosa sentir tus escalones, 

una canción, 

no son unas palabras o dios  ahora lo recuerdo por mi cuello, 

canto y voz luego más tarde, 

estaré vomitando, 

se verá alegre, 

allá voy, estoy avanzando una idea propia y allí es donde llevo trabajando una idea de las que tengo, 

esto es único y respeto lo que llevo, 

un grito ausente muy suave, 

sin mi voz escucho lo tenue y profundamente, 

nadie sabe adónde esta.

Wal Mayans

31.may.2021

Imágenes:  Monstera / Cottonbro / Anna Tarazevich (Pexels)

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!

Historias, reflexiones, poesías...

Ya las viste? Un montón de palabras te esperan aún